*Tu poder creativo, tu herramienta de cambio*

omargonzalezhernandeziluhconnected
Fotografía y trabajo artístico de Iluh (@iluhcreativo)

“Nacidos de un acto creativo,

Somos artistas desde el primer aliento.

Crear es nuestra naturaleza,

Recuperemos el poder de crear conscientemente,

nuestro propio camino.”

Los seres humanos somos seres creadores por naturaleza. Estamos hechos a la imagen y semejanza de la energía primordial. Esa energía que lo impregna todo y que también habita en nosotros.

Tenemos un enorme potencial creador que utilizamos, generalmente, de forma inconsciente guiados por el desconocimiento. Y el temor que ese desconocimiento nos genera, nos lleva a crear circunstancias que realmente no deseamos.

Siempre somos responsables de nuestras acciones y es un gran regalo descubrirlo. Descubrir que todo aquello que tenemos en nuestra vida, es resultado de aquello que hemos decidido. Eso más que miedo, ¿no nos tendría que hacer sentir una enorme libertad?

Simplemente hace falta reconocer nuestro poder creativo y ponernos manos a la obra para transformar aquello que no nos acaba de hacer sentir plenos.

Así que, TESTÉATE para ver cómo te sientes en el presente y si algo no te gusta, RECONOCE TU PODER CREATIVO, primero reconociendo que tus decisiones del pasado te han llevado a donde estas, y que si este presente no te acaba de gustar, ¡no pasa nada! Siempre hay tiempo de cambiar y lo mejor es que, ¡está en tu mano! Igual que tus decisiones del pasado, te han traído a este presente; tus decisiones presentes, podrán llevarte hacia aquel futuro que realmente deseas.

Y ahora, ¡CREA TU NUEVO PERSONAJE! Concédete un momento para ti, cierra los ojos, relájate, respira y empieza a visualizar: ¿Qué hay en tu futuro? ¿Cómo te sientes? ¿Quién eres en él? ¿Cómo piensas? ¿Cómo interactúas? ¿Qué haces en tu día a día? Permítete trasladarte a ese futuro y dale forma. ¡Es un juego increíble! Los niños cuando juegan se imaginan espacios y situaciones y las viven como tal. Ahora, manteniéndote en ese estado relajado, escoge una imagen que englobe todo lo que deseas y, lo más importante, que implique el deseo ya cumplido. ¿Ya la tienes? Ahora repite tres veces la expresión/frase corta que te surja de la vivencia del deseo cumplido, junto con la imagen y déjatela sentir, déjate impregnar por ella, mientras estás relajad@.

Utiliza esta herramienta descrita por Neville Goddard, uno de los maestros más influyentes del nuevo pensamiento, diariamente antes de acostarte y al levantarte en la mañana, ¡hazla tuya!

¿Quieres saber algo curioso? El cerebro no distingue entre imaginación y realidad. Lo que vive en su imaginación, lo cree real. Así que si te cae alguna lágrima de emoción, ¡es lo más normal! ¡Quédate con ello y vívelo! Estas creando nuevas conexiones neuronales y esos recuerdos no sólo van a quedar grabados en tu cerebro, sino que con la energía que estas generando también estás aumentando tu vibración energética. Lo que ayuda a que no solo te sientas mejor y tengas más ganas de emprender un cambio en tu vida; sino que a niveles que no percibes, estás moviendo la energía para que ese futuro, se materialice, atrayendo con esa actitud lo que precisas para consolidarlo. Pues como dijo Abraham Hicks, “si tú le das atención, se convierte en tu experiencia”.

Recuerda que lo único que no nos permite hacer cambios en nuestra vida, somos nosotros mismos. De hecho, lo que limita nuestro caminar, no son más que  nuestros miedos procedentes de situaciones vividas en el pasado que tal vez fueron tan intensas que quedaron grabadas a fuego en forma de creencias. Creencias que dando forma a pensamientos hace que emprendamos determinadas acciones; que como dijo Swami Sivananda, (yogui, maestro espiritual y médico hindú), una vez sembradas recogen un hábito, que una vez sembrado recoge un carácter, que se convierte en un destino.

Así que trasforma tus creencias obstáculo, en CREENCIAS IMPULSO; SEMBRANDO PENSAMIENTOS POSITIVOS Y POSIBILITADORES que suplan a  los negativos y condicionantes. Y sobre todo, no perdiendo de vista EL COMBUSTIBLE para llegar a donde tú deseas. Combustible compuesto por aquellas VIRTUDES, FORTALEZAS, CUALIDADES Y VALORES que te representan como persona y que te hacen únic@.

Y ahora que ya tenemos todos los ingredientes, solo hace falta QUE VIVAS SIENDO TU SUEÑO MATERIALIZADO. Es decir, que cada día, seas, pienses, sientas, interactúes y te muevas siendo ya aquel que quieres ser. Por ello es importante que, antes de acostarte y al levantarte en la mañana te pongas en la piel de “el personaje nuevo que ya eres”; entrando en un estado relajado y visualizando aquella imagen junto a la repetición de aquella frase corta que surgió del deseo ya cumplido.

Y es así como, cada día vivirás más motivad@, con mayor entusiasmo y visión de lo que quieres para tí, más observador@ y alerta a posibles oportunidades y con un estado de ánimo óptimo para atraer todo lo bueno a tu vida. Así que, ¡adelante, está en tu mano!

 

Amanda L.A – Creative Coach

@descubriendodesdeelser

* Reencuentro con el niño interior *

image.jpg
Fotografía realizada por Omar González Hernández

“Juega, ríe, despierta!

Despierta al niño que siempre te acompaña,

Danza, canta, disfruta!

Madurar, es también saber jugar.

Así que juega y disfruta que cada momento de tu vida es único”

¿Te permites darle rienda suelta al niño que hay en tu interior? Si alguna vez lo has experimentado, te habrás dado cuenta de cuanta energía y vitalidad existe todavía en ti.

Reencontrarnos con el niño interior es una experiencia increíble que nos hace despertar esa alegría innata que habita en nosotros y que en ocasiones no somos capaces de verla por las excesivas preocupaciones que tenemos en nuestro día a día.

El niño interior es un gran aliado para nuestra vida. Cuando hablamos del niño interior solemos referirnos, no sólo al niño que fuimos, sino también a todo lo que la infancia representa. Esa capacidad de experimentar libremente, de tropezar y volverse a levantar, de reír ante las situaciones difíciles, de aventurarse sin temor, de vivir la vida y sus emociones sin demasiadas limitaciones, de dejarse guiar por la intuición y capacidad creativa. Ello convierte nuestra madurez en una oportunidad para vivir un poquito más desapegado y con menos dramatismos; siendo capaces de tomar decisiones con mayor perspectiva, entusiasmo, motivación y despreocupación, y así construirnos un entorno más ecológico, más innovador y porque no, más transgresor y divertido.

Todo lo que nazca de la energía del niño, con esa motivación tan limpia de prejuicios, con ese sentir tan ligado a las mariposas en el estómago y a su vez, unido a una sutil parte instuitiva y de acción, es sinónimo de éxito y felicidad.

Así que ya sabéis, hacedle un poquito más de caso a ese niño interior y, ¡disfrutad de las mariposas!

Amanda L.A – Life Designer

*¿Cómo piensas? ¿Cómo vives? (II parte)*

omargonzalezhernandez-prisma
Fotografía de Omar González Hernández

“Somos seres libres,

En nosotros residen ya todas las posibilidades,

Escojamos y construyamos nuestra propia vida,

Y vivámosla.

No existen límites en nosotros.”

 

En este post continúo desarrollando la temática iniciada en el post anterior y que hace referencia al poder de los pensamientos como generadores de nuestra realidad.

Mi deseo es en este post, profundizar sobre las distintas herramientas que existen para poder tomar consciencia de los pensamientos que habitamos y así poderlos transformar para la consecución de nuestros objetivos en la vida.

Herramientas para averiguar qué tipo de  pensamientos habitamos. 

Una útil herramienta para saber cómo nos encontramos interiormente y qué tipo de pensamientos permitimos que dominen nuestra vida, es observar por una parte cómo vemos el mundo y por otro lado, qué vemos a nuestro alrededor en el dia a dia.

Cuando me refiero a que observar el cómo vemos el exterior nos da información sobre nuestros pensamientos, me refiero precisamente a que la realidad que vemos, es la que queremos ver. Por tanto, si atendemos a las interpretaciones que hacemos particularmente de la realidad, sabremos qué tipo de pensamientos están presentes en nuestra mente.

Pongo un ejemplo para que se entienda mejor. Si por ejemplo lo que vemos en el exterior es amenaza, preguntémonos si en nuestro interior tal vez podemos contener pensamientos de miedo e inseguridad. Sin embargo, si lo que vemos en el exterior es reconocimiento y valoración, los pensamientos que seguramente nos acompañan serán de confianza y amor.

Por otro lado, qué vemos a nuestro alrededor en el día a día, objetivamente hablando, nos dará información sobre el conjunto de acciones que hemos llevado a cabo, y que proceden de nuestros pensamientos. Ello hace referencia a lo que comentaba anteriormente sobre que nuestros pensamientos son generadores de acciones, es decir, de interrelaciones con el exterior que traen como consecuencia, un cambio en el estado o situación de algo o alguien.

Por ejemplo, si alguien de vosotros hace ya algún tiempo que quiere trasladarse de vivienda, pero todavía no lo ha hecho; le sirve de baremo para determinar que sus pensamientos no están enfocados plenamente al traslado de vivienda y ello puede comportar que tras darse cuenta, coja las riendas de la situación y enfoque realmente sus pensamientos, sin interferencias, al logro del objetivo. Si lo hace, y finalmente encuentra la vivienda y se traslada a ella, quiere decir que su pensamiento ha sido firme, correctamente enfocado y la acción como consecuencia, materializada.

Neville Goddard, autor de numerosos libros sobre metafísica y espiritualidad y conferenciante, manifiestó en una de sus conferencias lo siguiente: “no luches contra las condiciones, sino obsérvalas, pues ellas te dan información de cómo tú estás actuando. El mundo es un espejo del ser que tu eres”.

Herramientas para el logro de nuestros objetivos.

Como vemos, nuestros sentidos, nos proporcionan mucha información. Pero una cosa es observarlos, y otra es identificarse con ellos. Si nos convertimos en meros observadores de nuestro presente, sin duda tendremos en nuestras manos, una de las mayores herramientas de transformación personal.

Conocer lo que hay, y decidir que lo que hay ya no es lo que queremos, e indicar que lo que queremos es otra cosa, comprendiendo que esa otra cosa que queremos, ya está con nosotros; es una de las herramientas más eficaces que he encontrado.

Pongo otro ejemplo para que se pueda comprender mejor:

Observo que hasta ahora en mí he tenido un comportamiento de crítica hacia un compañero de trabajo. Debido a este comportamiento, se está haciendo insoportable mi jornada laboral. Pero mi trabajo me gusta y siento que ya no quiero continuar con esta situación. Lo que quiero es ir a trabajar contenta, y tener un buen clima de trabajo, ya que así la labor sale mejor y mi estado de ánimo es más positivo.

Una vez hemos determinado cual es nuestro objetivo, lo hacemos nuestro. ¿Cómo lo podemos hacer? Muy sencillo, desidentificándonos del estado anterior y habitando en nosotros el nuevo estado, cómo si ya fuese; y permitiéndonos sentirlo como tal. De esta manera, nuestro compromiso con ese cambio de actitud, que deriva de un nuevo parámetro de pensamiento, generará cambios en nuestro presente. Convirtiendo en cierto, nuestro objetivo.

¿Por qué es una herramienta tan eficaz? Porque la diferencia entre encontrarse en el punto A y querer estar en el punto B, tan sólo reside en nuestra mente, pero no es real. Lo real, es que en el momento que introducimos un nuevo pensamiento, ya estamos siendo aquello que queremos ser. Ese es el motivo de que queramos serlo. Lo vivimos en nuestra imaginación.

Lo que ocurre es que, al salir de nuestra imaginación y prestar atención a nuestro presente, observamos que momentáneamente no ha sucedido ningún cambio; ya que nuestros sentidos no lo perciben. Pero el cambio, sí se ha hecho, en nuestro interior. Y con ese cambio, surgirá un cambio de actitud que comportará la materialización de lo que queremos.

Por eso es muy importante que en procesos de cambio en vez de identificarnos con los que vemos, tan sólo seamos observadores de ello. Pues es desde la observación que surge la posibilidad de cambio.

Deseo que os sea de utilidad! Gracias por leerme!

Amanda L.A – Life Coach

 

*¿Cómo miras? ¿Cómo piensas? (I parte)*

omargonzalezhernandez gafas
Fotografía de Omar González Hernández

Todos somos energía,

la energía de vida es chispa divina,

la divinidad es todo.

Nosotros somos divinidad materializada,

el cuerpo es nuestro instrumento,

todo es energía.

¿Qué forma deseamos darle?”

En post anteriores, os hablé de la mente humana como herramienta para la creación de nuestra realidad. Pero, ¿qué es lo que conforma a la mente? ¿La conforman nuestros pensamientos? Precisamente de ellos, voy a hablar en este post.

¿Qué son los pensamientos?

Como manifiesta Swami Sivananda en su libro El pensamiento y su poder, el pensamiento es la raíz de todo proceso mental.

¿Nos hemos, alguna vez, parado a observar que tipo de pensamientos tenemos en nuestra vida diaria? Seguramente, nuestros pensamientos todavía surjan de forma descontrolada y en la mayor parte de las ocasiones, ni tan siquiera seamos capaces de descifrar que contenido tienen.

La cuestión es que igual que una piedra al caer en un estanque de agua, produce una sucesión de ondas concéntricas que se mueven alrededor del lugar afectado, un pensamiento cuando pasa por la mente de una persona, da lugar a vibraciones que se mueven por todas partes y en todas direcciones.

Y entonces, ¿qué sucede? Si nuestros pensamientos conforman nuestra mente y además sus vibraciones circulan por todas partes; podríamos afirmar, que nuestros pensamientos, dependiendo de si son positivos o negativos, pueden llegar a beneficiar o incluso dañar nuestro organismo y el del resto de organismos vivos con los que convivimos diariamente. Ello, nos convertiría en generadores de relaciones amorosas y comprensivas o en una amenaza para la convivencia armónica en el planeta. De hecho, Masaru Emoto, doctor en medicina alternativa, lo demostró en su experimento con las moléculas del agua.

Y sin ir más lejos, el estrés. Otro ejemplo donde pensamientos sobre situaciones que todavía no han sucedido, nos llevan a sufrir alteraciones físicas medibles y que a largo plazo pueden desencadenar en problemas graves de salud. Es por todo ello, que puede ser muy beneficioso aprender a transmutar nuestros pensamientos.

Mecanismos para la transmutación de nuestros pensamientos

Así pues, ¿qué podemos hacer para extraer todo el potencial de nuestros pensamientos enfocándolos para beneficio propio y común?

En primer lugar, poner atención. Es decir, observar nuestros pensamientos, sin juzgarlos. Ello nos hará conscientes del estado en el que nos encontramos. Lo que muchos terapeutas llaman, autoobservación. Si de esa atención surge la observación de que hay pensamientos negativos que están conformando nuestra mente, directamente y sin dudar, introduzcamos pensamientos positivos; como por ejemplo, de abundancia, amor y alegría, sin apegarnos a ellos por eso. Es decir, como meros motivadores para enfocar nuestra realidad desde una perspectiva beneficiosa para nosotros y la colectividad. Conectar con la emoción que nos transmite ese pensamiento positivo es también muy recomendable, pues ello puede desencadenar un estado físico más saludable y activar una actitud en nosotros que nos acerque al cumplimiento de nuestros sueños.

Con esto suele ser suficiente. Pero pueden haber ocasiones donde aparezca cierta dificultad; para ello también podemos recurrir a la poderosa herramienta de las afirmaciones positivas como  las que enseña la escritora y terapeuta Louise L. Hay, y/o mantras; que incluso podemos crearlos nosotros mismos.

Con el uso de estas herramientas, nuestro estado puede inmediatamente cambiar. Y es gracias a la repetición de éste o estos ejercicios diariamente, que podemos llegar a modificar el transcurso de nuestros pensamientos futuros y convertirnos en personas más felices.

El yoga también puede ser muy beneficioso. De hecho se trata de una disciplina que nos permite entre otras cosas, aprender técnicas para la cesación del movimiento incontrolado de la mente y ponerle atención para enfocarla allá donde precisemos.

No cabe duda, de que el dominio de estas técnicas comporta la más elevada manifestación de la libertad humana.

Los pensamientos y su efecto en el exterior

Seguramente, más de uno de vosotros os habréis preguntado, qué es la realidad que nos envuelve. Es decir, aquello que percibimos a través de nuestros sentidos. La realidad, y creo que en alguno de mis posts anteriores he hecho mención a ello, es el resultado del conjunto de pensamientos colectivos. La realidad por tanto es, subjetiva; fruto de interpretaciones. Así pues, considero que la interpretación de la realidad surge de nuestros pensamientos; lo que comporta que, dependiendo de nuestros pensamientos, la realidad la veamos de modo constructivo o destructivo y así creamos que es.

Ello, sin duda, afecta en nuestro comportamiento exterior. No olvidemos que la mayor parte de los pensamientos que tenemos nos impulsan a emprender acciones. Acciones que tras su materialización afectan al exterior indudablemente, modificando la realidad colectiva. Si nuestros pensamientos son negativos, sustentados por ejemplo sobre la ira, la tristeza o el miedo, ¿qué tipo de acciones emprenderemos? Y, ¿cómo éstas afectaran al entorno exterior? Sin embargo, si nuestras acciones se construyen bajo pensamientos positivos, de alegría, felicidad y amor, ¿qué veremos en el exterior tras nuestra acción? Como dijo Swami Sivananda en su libro antes enunciado, pensamientos puros, generan acciones puras.

¿Sabríamos decir pues, cuáles son las “gafas” a través de las cuales vemos y, por tanto, creamos el mundo?

En el próximo post continuaré desarrollando este tema, explicando entre otras cosas, qué mecanismos tenemos a nuestro alcance para medir nuestros pensamientos y así saber cómo nos encontramos interiormente.

Gracias a tod@s por vuestra lectura, espero pueda seros muy útil.

Amanda L.A – Life Coach

*Camina Libre*

omargonzalezhernandezfoto5
Fotografía de Omar González Hernández

De amor se compone el Universo. La búsqueda de amor, hace que el ser humano cree múltiples estrategias para ser reconocido, para encontrar su propio lugar en la historia, en su historia. Pero, ¿verdaderamente necesitamos hallar nuestro lugar? Si deseamos hallarlo es que creemos no haberlo encontrado. Lo que ocurre es que, nunca lo perdimos. Siempre ha estado ahí. El mero hecho de existir, ya nos dota de lugar. Estamos en él.

Siempre lo estamos.”

¿Os ha sucedido alguna vez, tener la sensación de que lleváis años cargando algo sobre los hombros que os hace sentir presionados, limitados, irritables, cansados, incompletos, infelices? ¿Habéis averiguado de qué se trata?

Yo solo sé, que cuando cargaba con ello, mi diálogo interior principalmente era, “tengo que hacer esto, tengo que hacer aquello otro, arg! he olvidado hacer aquello que tenía pendiente de hacer y… bufff ya no me da tiempo” ¿Os suena?

Presión y más presión. Parecía que de un momento a otro, un loco iba a presionar el botón de una bomba nuclear, y sólo yo pudiera evitarlo.

Lo más curioso es que aún con la presión, lograba hacer aquello que me proponía y me sentía, por unos minutos, orgullosa de haber cumplido con dicha hazaña. Sí, sí, porque no era gracias a la presión que lo conseguía. Pero en realidad, nunca me sentía plena, siempre había algo más que hacer.

¿Alguien ha reflexionado sobre quién nos dijo que cargásemos con ello? o,  ¿Para qué le hicimos caso?

Ahora pienso, y me pregunto, ¿qué iba a suceder una vez cumpliera con lo que creía que tenía que hacer?, ¿pensaba que me iban a indultar una vez subiera al cielo? “¡Qué digo!”, afirmaba, “una vida más así, la regalo! Yo quiero descansar en el limbo, ¡ja! ¡Qué se piensan!”

Pero, algo sucedió un buen día. Se mostraron molestos cuando manifesté un, ¡voy a hacerlo! Se trataba de un proyecto personal que llevaba tiempo queriendo materializar. Lo afirmé con todo mi ímpetu y con toda la energía, como si de ir a la guerra se tratara. Sorprendentemente me contestaron, no me lo creo, no te engañes. Yo, naturalmente no entendí nada. Unos días después, caí en la cuenta.

¿Qué aprendí? Que sobre mis hombros cargaba desde hacía muchos años una gran mochila y que, había sido yo quien se la había cargado a los hombros. Cada día iba pesando más y más. La utilizaba para demostrarme cuantas cosas era capaz de hacer. Me encontraba batallando conmigo misma, no confiaba en mí y tenía que encontrar diferentes modos de creerme válida y demostrar al mundo quien era.

Pero, tal vez os preguntéis, y ¿de qué está compuesta esa mochila? ¿Cómo podemos quitárnosla para aligerar nuestro camino?

Esta mochila suele contener mensajes del pasado transmitidos por personas consideradas por nosotros importantes, incluso dignas de ser admiradas. Hablo de la propia familia, en especial de los padres, hermanos y/o abuelos, incluso de profesores de la escuela, compañeros de la infancia, amigos y/o parejas… Todos ellos, claro está, solían emitirlos con una ignorante buena intención. Estos mensajes quedan incrustados en nuestra psique una vez los aceptamos como verdad. Crecemos con ellos, y nos hacen creer que para ser amados y reconocidos, dotados de lugar, es necesario que nos lo ganemos. A partir de aquí, cada uno ha fabricado su propia “estrategia”.

Si sentimos que esta mochila nos pesa, la única manera de desprendernos de ella, es; en primer lugar identificar mediante la auto observación que tipo de mensajes se hallan grabados en nuestro interior y en qué situaciones se manifiestan. En segundo lugar, preguntarnos acerca del origen de los mismos. Seguidamente, meditar acerca de para qué los hacemos presentes en nuestra vida y de si hoy, continuan siendo necesarios. En cuarto lugar, desidentificarnos de ellos, es decir, darnos cuenta de que son ajenos a nosotros; y por último, permitirnos liberarnos de ellos gracias a la compresión, el perdón y la aceptación.

Así pues, si queréis algún día emprender cualquier proyecto, os recomiendo, sentaros con vosotros mismos y responderos, con sinceridad, qué os impulsa realmente a llevarlo a cabo. ¿Cual es el objetivo real? ¿Merece invertir un tiempo de vuestra vida que no va a volver? ¿Qué buscáis? Tal vez, ¿superar alguna limitación?, ¿demostraros que habéis sido capaces de emprender a pesar de las adversidades? ¿mostrar al mundo de lo que sois capaces? Si es así, mirad que lleváis en la mochila y tened cuidado, pues los cimientos sobre los que se estará construyendo, posiblemente sean terreno pantanoso y en cualquier momento podrían derrumbarse. Y la caída, promete ser intensa.

Si tenéis un proyecto y lo queréis llevar a cabo con éxito,  construidlo desde la confianza y el amor a vosotros mismos y a los demás. Desde lo que ya sabéis que sois y sentís que queréis compartir, y el exito llegara como consecuencia. Ello sólo es posible, si dirigís la mirada hacia vuestro interior.

La desconfianza, el miedo y la batalla sólo harán que limitéis las capacidades de vuestra alma. Si ello fuese así, el mundo se perdería algo muy valioso; vuestra aportación única!

Gracias!

Amanda L.A – Life Coach

*Renacer*

omargonzalezhernandezfoto4

Presencia,

pureza de amor,

plenitud de ser.

Ya no hay miedo,

sólo confianza.

Vida!”

Querido ego,

Ya llegó el momento. Llevo años reflexionando acerca de qué eres, de donde surgiste y cuál es tu misión. Ya me siento preparad@ para transmitirte algo importante para nosotros.

He comprendido ya, la importancia de que me acompañes en este viaje que es la vida.

Ahora sé que nací siendo pureza, que iniciamos nuestro camino en este mundo y comenzamos a interactuar con el entorno que nos acompañaba. Qué entorno tan extraño, ¿verdad? Me ayudaste tanto a saber cómo actuar en él, no fue fácil tampoco para ti, lo sé.

Cuando creaste protecciones ante aquello que temía, te dejé hacer; lo necesitábamos. Éramos conscientes de ello. Así fueron sucediendo los años, íbamos sobreviviendo, confiaba en ti, podía hacerlo, me lo demostrabas. Pero poco a poco, fuimos olvidándonos de nuestra esencia, perdimos la capacidad de reconocerla.

Ahora que han pasado los años, que hemos vivido tanto tiempo siendo uno y vivido tantos momentos de alegría, de tristeza, de rabia, de miedo…, te digo algo; descansa, me he dado cuenta de que ya no hay por lo que temer.

Ahora sé que soy más poderos@ de lo que creía. Que yo soy quien crea mi camino. Y que aquella protección que creaste para afrontar mis antiguos temores, hoy oprime y limita mi caminar. Igual que una crisálida oprime cuando llega el momento de su apertura.

Gracias por tu eficacia y tu protección, ego. Ahora me siento preparad@ para guiar mi camino conscientemente.

Sabes que últimamente hemos tenido algunos malentendidos, poner etiquetas nos está limitando vivir la vida en todo su esplendor. Habitamos en un lugar maravilloso, dónde podemos jugar y aprender experimentando. Quiero soltar prejuicios innecesarios, dejar de controlar las cosas sin cesar y no tener que sentirme atad@ a los pensamientos limitantes. Eso nos agota!

No pienso que seas mi enemigo, ego. Los dos formamos parte de lo mismo. Y lo que nos hace bien, es para ambos. La forma de percibir la realidad que hasta ahora hemos tenido, nació del desconocimiento, nacimos sin manual de instrucciones.

¿Sabes? Te perdono. Me perdono. Todo esto nos ha servido para aprender. ¡Es motivo de alegría!

Decido ser libre. No pido que te vayas, pues no puedo vivir sin ti. Sólo deseo comunicarte desde el amor que te tengo, que ésta, es una carta de despedida a tu antigua versión, para darle la bienvenida a una nueva más adecuada a mi ausencia de temor y a mis ganas de nuevas y mejores vivencias. Un nuevo ego optimista, relajado, confiado y abierto a las nuevas experiencias.

Siento que ya no hay vuelta atrás. ¡Seamos felices, nos lo merecemos!

Siempre unidos. ¡Gracias, ego!

Amanda L.A – Life Coach

Viaje al “YO SOY”

saliendo-a-la-luz
Fotografía de Omar González Hernández

 

“Sentí iniciar un viaje,

un viaje al YO SOY.

Origen, fin.

Existencia, unión.

Todo, nada. Tanto es.

Todo es, YO SOY.”

Quién más o quién menos, ha escuchado hablar del término “empoderamiento”. Se trata de un concepto filosófico nacido de la educación popular de Paolo Freire, en el campo de la cooperación al desarrollo desde los años 70. Se trata de un proceso, donde los individuos fortalecen sus capacidades, confianza, visión y protagonismo como grupo social para impulsar cambios positivos en la sociedad. Este término, fue aplicado a todos los grupos vulnerables; pero en especial, en relación a las mujeres.

Yo, fui cautivada por esta filosofía. Tanto, que hasta la actualidad me he dedicado a diseñar proyectos de empoderamiento comunitario a población vulnerable. No obstante, a través de este post lo que quiero es comunicar otra perspectiva del concepto empoderamiento, el empoderamiento personal. Origen del concepto filosófico utilizado en la cooperación al desarrollo y sin el cual, éste no tiene sentido.

El concepto de empoderamiento personal, ha sido el eje sobre el cual he creado los anteriores post. Se trata de reconocer nuestro propio poder como individuos y recuperarlo, en caso de haberlo cedido, debido a condicionantes externos que nos hayan influenciado.

La pregunta fundamental que yo me hice en su momento para recuperar mi poder interior fue, ¿quién soy yo? Nada fácil de responder; pero imprescindible. Si logramos respondernos a esta pregunta con total sinceridad, navegando sin miedo a través de nuestras aguas internas, encontraremos un gran tesoro que nos permitirá vivir en plena libertad individual.

¿Quién soy yo, más allá de mis condicionantes externos? Se trata de una labor de abstracción de factores sociales, culturales e incluso familiares… Ir a la substancia. Permitirnos unos momentos de libertad de sentir, de pensar, de expresar. ¿Cómo me identifico? ¿Cuáles son mis valores esenciales? ¿Cuáles son mis cualidades innatas? ¿Qué me hace sentir plen@? ¿Qué me realiza en la vida? Cuando permito hacerme un regalo, ¿qué es lo que hago? Pueden ser algunas de las preguntas que nos ayuden en el proceso.

En el momento en que empezamos a trabajar con estas cuestiones, iniciamos un viaje hacia nuestro interior, un camino hacia el descubrimiento de nuestro verdadero ser interior.

Existen muchas historias antiguas que lo retratan como, “La vida de Jesús”, “El viaje del héroe”, los “Doce trabajos de Hércules”; o incluso obras como “Alicia en el pais de las maravillas”. Se trata de un proceso, que puede durar toda la vida. Pero que promete conducirnos a la realización personal; a lo que llamo, libertad individual, empoderamiento personal. Pues tras el viaje, tras el reencuentro con nosotros mismos, surge una nueva visión de la vida; la propia. Única y auténtica. Desde ahí, todo lo que hagamos será desde el Ser.

En todas las culturas antiguas, la hindú, la tibetana, la cristiana, entre otras, incluso en la ciencia se habla del concepto YO SOY. Este concepto, introduce una consideración mas profunda de lo que somos cada uno de nosotros, va mas allá de la personalidad, habla de la consciencia, del Ser.

Es por ello que cuando lo afirmamos, nos estamos diciendo a nosotros mismos, a nuestra consciencia, que somos el origen de todo. Creatividad en lo más puro.

Max Planck, físico alemán premiado con el Nobel, afirmaba lo siguiente: “No existe la materia como tal. Toda la materia se origina y existe, sólo, por la virtud de una fuerza. Debemos asumir que detrás de esta fuerza, existe una mente consciente e inteligente. Esta mente es la matriz de toda la materia.”

Igualmente, Neville Goddard, metafísico occidental, afirmó en su momento que, “Dios es tu propia maravillosa imaginación humana y nunca hubo otra. Él, de hecho, tomó sobre sí todas las limitaciones y debilidades de la carne, para que tú – a tu vez – puedas descubrir quién es Dios, creer en ti mismo, aplicar tu creencia y despertar un día a darte cuenta de que tú, eres Él, en todo el sentido de la palabra”.

Nisargadatta Maharaj, swami hindú, gran maestro espiritual de la corriente Advaita manifestó en su libro “Yo soy eso” que, “El camino de la libertad consiste en desviar el énfasis de la persona superficial y variable, al testigo interior y siempre presente”.

Swami Krishnanada, gran filósofo escritor hindú, especializado en metafísica, psicología y sociología, afirmo en su libro “Descubrimiento de lo absoluto” que, “la vida de cada individuo está relacionada con la de los otros individuos de diversos modos, según su grado de conciencia de la Realidad. El propio pensamiento está condicionado por las formas, y es él, a su vez, el que conoce las formas externas y determina su naturaleza. Las leyes que gobiernan las formas de pensar, también gobernarán los objetos de éste.”

Es pues cierto que, tanto ciencia como sabiduría ancestral están de acuerdo en que todos y cada uno de nosotros tenemos en nuestro interior una fuerza de la cual emana todo, la consciencia. Y que desde la averiguación de ello, desde el reconocimiento de lo que somos, obtenemos la libertad individual que tanto buscamos afuera y que nos permite actuar desde lo más puro de nosotros.

El concepto de empoderamiento personal empieza pues a coger su forma mas profunda a partir de entonces.

Gracias!

Amanda L.A – Life Coach

TRANSGREDIR, PARA PERMITIRNOS SER QUIENES SOMOS

Fotografía de Omar González Hernández
Fotografía de Omar González Hernández

“Ámate a ti mismo,
recupera tu poder,
trasciende tus creencias y,
permítete ser quien eres.
Pues tú, eres el creador de tu realidad”

La semana pasada recibí una gran noticia. Mi miopía se había reducido ¡0,50 dioptrías!

Tengo diagnosticada miopía desde los 11 años. Empecé con 2,75 dioptrías en cada ojo y hasta hace unas semanas mis lentillas estaban graduadas con 4,25 dioptrías.

Tras mi última revisión, mi graduación está en 3,75 dioptrías. La oftalmóloga, se sorprendió gratamente y, tras felicitarme, me preguntó qué era lo que había hecho.

Para aquellos que no sepáis que es la miopía, se trata de un problema ocular que dificulta la observación de objetos lejanos, viéndolos borrosos. Se diagnóstica, especialmente a temprana edad, entre los 8 y los 12 años. Y, o bien se queda estabilizada, o bien aumenta. Pero nunca disminuye, salvo intervención quirúrgica. O al menos esto es lo que afirma la medicina alopática.

Puedo afirmar desde mi experiencia que ello, no es cierto.

Coexistimos entre múltiples mensajes limitadores que no nos permiten ser quien somos. Anclados en un paradigma hegemónico que creemos inamovible. Repletos de creencias heredadas que nos conforman como personas y que creemos no poder cambiar.

Me decían: “La miopía nunca disminuye, o se queda estabilizada o aumenta”. No, eso no es cierto; me dije con el apoyo de un médico naturista. Como tampoco es cierto que un concepto de sociedad distinta sea imposible de implementar. Pues nada es perpetuo, todo es mutable.

En este sentido, me parece interesante enunciar aquí un concepto utilizado por el médico, investigador, comunicador y escritor hindú Deepak Chopra. El concepto de “hipnosis programada socialmente”, surgida del cuestionamiento sobre la realidad que nos envuelve.

Él, manifiesta que la realidad es una ficción inducida en la que hemos accedido a participar de forma colectiva. Que sólo unos pocos, generalmente sabios transgresores, introduciendo variables alternativas, son capaces de crear corrientes de cambio que si son seguidas pueden cambiar el transcurso de la historia.

Permitámonos pues, ser conscientes de que nosotros somos co-creadores de nuestra realidad. Y que como co-creadores, somos libres de introducir variables que la modifiquen. Yo, lo he hecho. Y como yo, muchos más.

Recuerdo un ejemplo manifestado en una de las conferencias públicas de Louise. L Hay, terapeuta, escritora y oradora norte-americana precursora de múltiples libros de autoayuda. Se trataba de una mujer estadounidense con problemas de visión que, tras años de terapia emocional logró recuperar su vista un 100%. En cuanto evidenció que ya no necesitaba gafas para ver correctamente, en vez de alegrarse por ello, empezó a afirmar en el mismo día que no podía creerse que hubiera recuperado la vista. Tal fue así, que volvió a necesitar gafas.

El poder del pensamiento, es muy amplío. ¿Porqué no hacer uso de él?

Recuperando la idea del inicio, comentaros que generalmente todas las enfermedades tienen un origen multifactorial. Un buen ejemplo, el caso de Clinton que a través del sistema spectrum (The Spectrum) del Doctor Ornish, logró revertir una placa de ateroma solucionando así, su delicada situación cardiovascular. Ello fue posible, mediante un cambio de estilo de vida basado en una nueva dieta, ejercicio aeróbico diario, terapia grupal de gestión emocional y meditación. Gracias a este caso, el sistema sanitario de EEUU introdujo como gratuito, el sistema spectrum.

Me atrevo a decir pues, que el origen de la mayoría de enfermedades, sino todas, es, en especial, llevar un estilo de vida basado en un sistema de creencias destructivo y en una nula gestión emocional. Cuando uno tiene una real autoestima, la tendencia es, hacia estilo de vida más saludable.

Todos hemos oído hablar de la técnica de la Bio-Neuro-Emoción, y otras como la psico-inmuno-endocrinología que también habla de ello.

De hecho, sin ir más lejos, la OMS define como salud, aquel estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

La miopía, es un vivo ejemplo de cómo trastornos emocionales pueden generar patologías físicas. Según la Bio-neuro-emocion, la miopía es miedo al futuro, desconfiar de la vida; al fin y al cabo, desconfiar de uno mismo.

Curiosa, pero no casualmente, en mi momento álgido de 4,25 dioptrías no me sentía bien. Tenía múltiples miedos e inseguridades y mi vida, no me gustaba. Me sentía incompleta e insatisfecha.

¿Cómo he logrado pues, transformar mi creencia de que no era posible reducir mis dioptrías? Lo primero, queriendo lo mejor para mí. Es decir, recuperando el amor a mí misma, aplicando la comprensión hacia mi entorno más cercano y también hacia mí misma, permitiéndome aceptar lo que antes no me atrevía VER y atreviéndome a caminar hacia lo que soy con seguridad y confianza.

Gracias a todo ello, logré atraer personas a mi vida que compartían mi misma manera de percibir la realidad y que me apoyaban con mensajes de “sí, es posible”. Empecé a tener más en cuenta mi dieta y cambiar hábitos de vida insaludables. Tomé complejos vitamínicos como Astaxansor de Soria Natural y me permití jugar a ver con mis ojos sin lentillas, a ver más y mejor.

Al cambiar mi forma de percibir la realidad, transformé mi mirada y con ello, logré recuperar parte de mi visión. Ése fue mi truco.

Espero encontréis útil este post, y pueda animaros a emprender cambios en vuestra vida; si así lo queréis.

Amanda L.A – Life Coach

EL MUNDO, UNA MERA REPRESENTACIÓN DE NUESTRO INTERIOR

Fotografía de Omar González Hernández
Fotografía de Omar González Hernández

Este post, se inspira en un pasado relativamente reciente, dónde en mí estaba presente el pensamiento de huir de una sociedad dónde el capital prima sobre las personas. Me resultaba insoportable conocer cuánto dolor había en ella y que poco podía hacer yo. Pasaban los días e incesantemente, me dedicaba a pensar como yo podía transformar el dolor en alegría. Nunca nada era suficiente. Inconformismo, batalla y tristeza. Hacer para el mundo. Ser para lo de afuera. Me encontraba perdida.

Fue entonces cuando comprendí que, TODO ESTÁ COMO TIENE QUE ESTAR. Que en esta vida, hay dos caminos de aprendizaje, el sencillo y el complicado y que cada uno escoge por cual caminar. Lo importante es saber que ambos tienen un mismo destino, el CRECIMIENTO.

Siento que cuantas más personas seamos las que tomemos conciencia de ello, desde la aceptación plena; más bello será el mundo que habitemos. Creo necesario aprender a TRANSFORMAR LAS IMPRESIONES que nos llegan de afuera. Evitar perdernos en ellas. Tomar conciencia de nosotros mismos y, desde lo que somos, desde el amor hacia nosotros, desde adentro; actuar hacia afuera.

Creo que sólo así, veremos el mundo que deseamos tener. Pues considero que lo que vemos fuera, en el mundo, es una representación de cómo estamos interiormente, como individuos y como sociedad.

Deseo pueda serviros de guía para vuestro camino.

Entonces comprendí que,
nosotros somos el proyector;
el mundo, una mera representación de nuestro interior.”

Amanda L.A – Life coach

Todo lo que buscas, está en tu interior!

Fotografía de Omar González Hernández
Fotografía de Omar González Hernández

 



Según la física cuántica, en el Universo se hallan infinidad de posibilidades y es con nuestra observación, que dichas posibilidades cogen forma, transformándose en aquella intención para la cual observamos.

Con este post, lo que deseo es compartir de que modo yo he logrado transformar esas posibilidades infinitas en algo concreto. Es fruto de mi experiéncia extraída de conocimientos básicos sobre cuántica y más amplios de sabiduria ancestral; cada un@ después de leer el post puede escoger probarlo y ver si le funciona. Y en ese caso, compartirlo. Lo más importante es que no juzguéis en caso de que no salga a la primera y que tampoco lo hagáis esperando algo a cambio. Un poco más adelante os explicaré porque digo esto último.

Hasta ahora he mencionado que, en el Universo tenemos ya existiendo todo aquello que precisamos a nuestro alcance, pues en él se encuentran infinidad de posibilidades. Bien, pues la clave de su materialización no es otra que, CONFIAR PLENAMENTE en que aquello que precisamos ya se encuentra materializado en nuestro mundo tridimensional aunque no lo percibamos por los sentidos, TODAVÍA.

Es decir, la clave está en el SENTIR. Sentir la plenitud, alegría y sosiego por la increíble notícia de que aquello que precisamos, ya es nuestro! Para ello, podemos utilizar las siguientes herramientas.

Por un lado, la referencia de algún momento del pasado en el cual sentimos la plenitud y alegría por haber recibido una buena noticia y trasladarlo a nuestro objetivo actual (como si ya estuviera éste materializado en nuestro presente); y por otro lado, si queremos, para darle mayor énfasis, imaginarnos explicando a un familiar o amigo la buena notícia de que aquello que precisamos ya está en nuestra vida, poniéndole la emoción como si ya estuviese materializado.

Ese es el sentir que tenemos que proyectar para la transformación de esa infinidad de posibilidades existentes en el campo cuántico en algo concreto. Fíjaros que sencillo. Cesar toda búsqueda, ya que sabemos que aquello que precisamos ya está en nuestra vida.

Como contrapartida, ese sentimiento de plenitud, abundancia y confianza que surge de creer tener ya el objetivo materializado en el presente (aunque aún no sea percibido por los sentidos), nos permite dedicarnos a vivir. Y aquí entra la siguiente parte del ejercicio.

Imagino que alguna vez os habréis parado a observar que, en nuestro dia a dia, lamentáblemente vivimos sometidos a preocupaciones, presiones, miedos que derivan principalmente de la sensación de qué algo falta por hacer, por llegar…, verdad? Vivimos queriendo muchas cosas, ya que creemos que no las tenemos, y el mal humor, las malas contestaciones y la impaciencia están muy presentes. Eso nos hace infelices y nuestros ánimos están por el suelo.

Cuando manifiesto que nos dediquemos a vivir pues, me refiero a que si nos sentimos plenos, alegres y abundantes por tener nuestros objetivos ya materializados, lo que entregamos a la vida y por tanto a nosotros mismos y al resto de seres humanos que coexiten con nosotros es, paciencia, serenidad, equilibrio, alegria, gratitud, amor… Entregamos desde lo mejor de nosotros. Y eso es posible, si nos alejamos del miedo por el “no tener” y nos acogemos al amor nacido de la confianza de “tener”.

Pues la segunda parte de ejercicio para lograr transformar la infinidad de posibilidades en algo concreto es, vivir! Vivir porque nuestro objetivo ya está en nuestra vida (aunque todavía no lo percibamos por los sentidos) y no tenemos que hacer nada más que dedicarnos a compartir nuestras cualidades innatas y entregar sin esperar nada a cambio, haciendo aquello que sentimos que queremos hacer sin presiones, ni preocupaciones, ni miedos. A ello se le llama también SALTO DE FE. Como Indiana Jones en la película “En busca del arca perdida”.

Recordemos, en el Universo se hallan infinidad de posibilidades y todas ellas ESTÁN A NUESTRO ALCANCE. Si logramos sentir confianza plena, alegría y sosiego porque aquello de lo que precisamos ya se encuentra en nuestro presente y nos dedicamos a vivir; lograremos que nuestro objetivo se halle materializado en el presente.

Estos ejercicios no sólo se tienen que hacer un día, en un día nuestro objetivo dificilmente se materialice, se trata de hacerlo varios días hasta que el objetivo se halle presente, o directamente, tomarlo como una filosofía de vida.  Pues dependerá de la intención de cada uno que tarde más o menos en materializarse.

Probad! Espero pueda seros útil para vuestro camino.

Amanda L.A – Life Coach